La sonrisa (Le sourire).   25 comments

LA SONRISA:

 

.Muchos conocen bien El principito, un libro maravilloso escrito

 

por Antoine de Saint-Exupéry. Es un libro que,

 

sin dejar de ser un cuento para niños,

 

 es también un recurso maravilloso para

 

estimular el pensamiento en los adultos.

 

 Saint-Exupéry era un piloto de caza que luchó

 

 contra los nazis y murió en acción.

 

 Antes de la segunda guerra mundial,

 

 luchó contra los fascistas

 

 en la guerra civil española.

 

 A partir de aquella experiencia escribió un cuento

 

 fascinante con el título de La sonrisa (Le sourire).

 

Éste es el relato que quisiera compartir con vosotros ahora.

 

. Aunque no está claro si la intención del autor era escribir un texto

 

 autobiográfico o de ficción, yo prefiero

 

creer en la primera posibilidad.

 

Cuenta el autor que, capturado por elenemigo,

 

 lo confinaron en una celda.

 

Por las miradas desdeñosas y el rudo tratamiento

 

 que recibió de sus carceleros, estaba seguro

 

 de que al día siguiente lo ejecutarían.

 

 A partir de aquí contaré lahistoria tal

 

como la recuerdo, con mis propias palabras.

 

 «Estaba seguro de que me matarían,

 

y me fui poniendo tremendamente inquieto y nervioso.

 

 Repasé mis bolsillos en busca de algún cigarrillo

 

 que pudiera haber quedado en ellos pese al registro

 

y encontré uno que, con manos temblorosas,

 

apenas pude llevarme a los labios.

 

 Pero no tenía fósforos; eso sí se lo habían llevado.

 

 »Por entre los barrotes miré a mi carcelero,

 

que evitaba mantener contacto conmigo.

 

 Después de todo, nadie intenta mirar a los ojos

 

 a una cosa, a un cadáver. Decidí preguntarle:

 

¿Tiene fuego, por favor?

 

 »Me miró, se encogió de hombros y se acercó

 

a encenderme el cigarrillo.

 

»Mientras se acercaba para encender el fósforo,

 

 sin intención alguna, nuestros ojos se cruzaron.

 

 En ese momento, sin saber por qué, le sonreí.

 

  Quizá fuera por nerviosismo,

 

 tal vez porque cuando dos personas están muy cerca

 

una de otra es muy difícil no sonreír.

 

 En todo caso, le sonreí.

 

 En ese instante fue como si se encendiera una chispa

 

 en nuestros corazones,

 

 en nuestras almas: éramos humanos.

 

 Sé que aunque él no lo quería, mi sonrisa pasó

 

a través de los barrotes y provocó otra sonrisa en sus labios.

 

 Me encendió el cigarrillo y se quedó cerca,

 

 mirándome directamente a los ojos, sin dejar de sonreír.

 

»También yo seguí sonriéndole;

 

ahora ya lo veía como a una persona,

 

 no como a un simple carcelero.

 

Pareció como si el hecho de

 

que me mirara hubiera cobrado

 

también una nueva dimensión.

 

»—¿Tienes hijos? —me preguntó. »—Si, mira.

 

»Saqué la cartera y busqué las fotos de mi familia.

 

 Él también sacó las fotos de sus hijos

 

 y empezó a hablar de los planes y las esperanzas

 

que ellos le inspiraban.

 

A mí se me llenaron los ojos de lágrimas.

 

Le dije que temía no volver a ver nunca a mi familia,

 

 no poder llegar a verlos crecer. A él también se le

 

humedecieron los ojos.

 

. »De pronto, sin decir nada más, abrió la puerta

 

 y sin añadir palabra me guió hacia la salida.

 

 Ya fuera de la cárcel, silenciosamente y por callejas

 

apartadas,

 

 me condujo fuera de la ciudad.

 

 Allí, ya casi en el límite, me dejó en libertad y,

 

 sin una palabra más, regresó.

 

 »Aquella sonrisa me había salvado la vida.

 

 Sí, la sonrisa… el contacto espontáneo,natural

 

 no afectado entre las personas.

 

 Éste es un episodio que cuento en mi trabajo

 

 porque me gustaría que la gente pensara en que,

 

debajo de todas las capas defensivas

 

que construimos para protegernos,

 

 para proteger nuestra dignidad,

 

 nuestros títulos, nuestros grados,nuestro estatus

 

y nuestra necesidad de que nos vean de tal o cual manera…

 

 por debajo de todo eso, sigue estando,

 

 auténtico y esencial, lo que somos.

 

 No me asusta llamarlo alma.

 

 Realmente, creo que si esa parte

 

de ti y esa parte de mí

 

 pudieran reconocerse la una a la otra,

 

no seríamos enemigos.

 

 No podríamos sentir odio ni envidia ni miedo.

 

 Con tristeza llego a la conclusión de que todos esos

 

 estratos que tan cuidadosamente vamos construyendo

 

 a lo largo de toda la vida,nos distancian 

 

 de los demás y nos aíslan de cualquier

 

 auténtico contacto con ellos.

 

 El relato de Saint-Exupéry nos habla de ese momento mágico 

 

 en que dos almas se reconocen.

 

 No he tenido más que unos pocos momentos como aquél.

 

 Enamorarse es un ejemplo y también observar a un bebé.

 

 ¿Por qué sonreímos cuando vemos un bebé?

 

 Quizá sea porque vemos a alguien que aún no tiene

 

 todas esas barreras defensivas, alguien que,

 

bien lo sabemos,

 

 cuando nos sonríe lo hace de forma totalmente auténtica

 

 y sin engaños.

 

. Y el alma de bebé que seguimos llevando dentro sonríe

 

 con melancólico agradecimiento.

 

Que tengas un hermoso día!

 

Y te mando un abrazo con una sonrisa.

 

Hanoch McCarty

 

Anuncios

Publicado 18 de noviembre de 2012 por Lili en DECIRES

25 Respuestas a “La sonrisa (Le sourire).

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Hola. Que hermoso post!
    Estoy contigo y sonriendo, amiga.
    Ten una y muy feliz semana.
    Besos
    P.D
    Espero que todo vaya bien

  2. El principito lo he leído y de hecho lo tengo ,pero la sonrisa no la conocía, tampoco tenia constancia de su trayectoria como piloto luchando contra los Nazis y aquí en España, ahora seguro busco el libro porque me encanto lo que dices aquí!!!
    Ah!!!,espero que al final consigas La ladrona de libros…James Ellroy seguro que te gusta, a mi la Novela Negra me encanta Jjijiji!!!!

    • Tampoco yo querida, y eso que en la Alianza Francesa he visto muchas cosas de el, en realidad no he buscado si existe, esto me lo envió una amiga me pareció hermoso el mensaje, pero no he leído este libor.Besos!!!

  3. Que historia nena! Me he sonreido… que cosas… Hoy me has tocado el alma, otra vez.
    Besos desde este mi infierno 🙂

  4. El principito…lo tengo…desde hace muchos años……me encantan todos sus pasajes…..
    hasta se los leia a mis alumnos..algunas partes…la sonrisa no……es hermosa!!!!!!!!!!..
    la historía que me cuentas de Saint-Exupér..como piloto y demás….no la conocía
    gracias hermani-ta del alma…..
    por enriquecernos con estas entradas……. 😀
    besos y cariños……TqM

    mira el correo que te mande algo hace unos día

  5. Má, primero te contesto de guasa, a ver si consigo hacerte sonreír a ti 😉

    ¡Voy, eh!

    ¡En realidad lo que le salvó la vida fue un cigarrillo!! jejeje, ¡y ahora los están prohibiendo!!!

  6. No no no, ahora en serio, que también puedo:
    Este hombre fue desde luego una persona muy especial… supo tocar millones de corazones con “El principito”, y ahora esto que nos cuentas me parece absolutamente hermoso.

    Para ti, con todo mi cariño:

    ¡MUA MUA MUA!

    • Solamente reproduje lo que me enviaron … el tema es que me parece extraño no conocer este libro de el………… bueno trataré de investigaar (Para variar jejejeje) tu sabes, despues que leas mi correo………… mil besos Dulzu!!!

  7. Wünsche einen schönen Tag war sicher ein guter Mann.Ein schönes Abstraktes Bild aber schön.Grüsse lieb und Freundschaft Gislinde.

  8. La recibí por correo y es un cuento o realidad que puede darse ,El poder de la sonrisa es arrebatador
    Si sonriéramos más y más amenudo seguro que no tendríamos más bilis jajajaja !
    Te quiero Lili , espero que ya estés mejor y todo se vaya re-colocando .Te dejo millones de sonrisas
    y abrazos inmensos ..
    ” Quítame el pan si quieres , pero no me quites tu risa ,,” MUA!!

  9. Puffff, pero qué historia tan bonita Lili! es increible que con tan solo una mirada, un cruce de dos almas camufladas, que salen a flote gracias a una simple sonrisa, podamos sentir que, ante todo, somos humanos….que sienten y que sufren…
    Genial Lilita, no veas cómo me han atrapado hoy tus letras…de hecho, las voy a leer de nuevo 🙂
    ¿Y tú? como estás? como estáis? un beso y un abrazo inmenso…y por supuesto, mi sonrisa para ti

  10. Mi querida Lili, Sergio es mi nietecito y ha estado hosptalizado cinco días por falta de oxigeno un gran susto nos ha dado
    Ya vendré a leerte con más tiempo gracias por tu apoyo querida mía
    Muaskk

  11. Bellisimo Liliana. Cuan contagiosa es la sonrisa. En este caso ablandò hasta los corazones màs duros.
    Besos y una linda semana 🙂

Deja un cocomentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: