Por verte media hora…(cuento)   17 comments

POR VERTE MEDIA HORA 

Por verte media hora. 

Por tocarte la palma de las manos.

Por tener mis pupilas en tus ojos, como dos pececitos verdes 

retenidos en dos peceras hechas de piedras y cristales.

Por respirar tu olor con mi nariz apoyada en tu cuello…

Por escondernos en un desván…

Por besarnos dentro de un ascensor…

Por acariciarnos amparados por la recia figura de un árbol…

Por verte media hora yo sería capaz de atravesar de noche 

un cementerio; de saltar un precipicio; de viajar en aviones y 

trenes y omnibuses -que odio, que no me gustan, que me

provocan miedo- para llegar donde me digas que estarás 

esperándome… y sin quejarme, sin pasarte factura por el 

tiempo empleado, que no sería “tiempo perdido” si no tiempo 

maravillosamente usado en mi provecho.

Porque sí quiero verte. 

Porque sí quiero amarte.

Porque sí soy feliz cuando juntamos lo que las coordenadas del 

tiempo y la distancia han querido juntar vehementemente, 

imperativamente.

Oh, amor, son las cuatro de la madrugada y no puedo dormir porque

me duele cada milímetro cuadrado de mi cuerpo.

Me duele de lejanía. De ausencia. De soledad. 

De una necesidad apasionada de verte media hora, pero ya 

mismo, ahora.

No es solamente ser -como decía J.C. hace dos mil años- “el alfa 

y la omega”… todas las letras… todas las palabras…

sino lo que las palabras nombran.

A mí las palabras me nombran mujer.

A vos las palabras te nombran hombre.

Y esta mujer y ese hombre intercambiaron magias y energías, 

sueños y jugos corporales, pensamientos obsesivos y recurrentes 

que hicieron girar el universo imparable de la vida.

¿Quieres que se detenga?

¿Eso quieres?

Sólo la muerte puede convertir en estatuas nuestros movimientos.

Y no quiero detenerme.

No quiero parar.

Todavía no quiero ser estatua…

Las estatuas no van tras un encuentro, como los barriletes que 

persiguen el vuelo de los pájaros.

Las estatuas no bailan cuando suena la música.

No perfuman.

No cambian de color.

No echan raíces aunque estén mil años en el mismo lugar.

Yo quiero ser esto que soy: que llora, que besa, que desea, 

que insiste…

“La insistencia habla de la fe”, dijo el Padre Pío de Pietrelcina, 

santo desde septiembre… Judith me corrió, al terminar la misa 

en San Pablo, y me puso en la mano este anillo con su imagen, 

que llevo desde entonces, es un rosario en miniatura que forma 

parte de mi mano derecha y que rezo, también, para que vengas.

Por verte media hora… llevo rezadas tantas horas, llevo tantas 

horas pensándote…

Pensando en ti, en lo que tienes dentro, en lo que sientes, 

en lo que eres, en lo que late… en lo que vuela…

Por verte media hora…

Por besarte en la boca…

Por deslizar mi beso por tu garganta… por tu pecho… por tu ombligo… 

por dar vuelta mi beso, girarlo en tu cintura y subirlo,

arrastrándolo muy suavemente por tu espalda hasta la nuca…

Mi beso tiene apuro y tiene tiempo: apuro por hallarte, 

y mucho tiempo para retenerte.

Por verte media hora…

Por tener tus brazos alrededor de mi cuerpo…

Por apoyar mi cabeza en tu pecho, por fantasear que eres mi casa,

mi palacio, mi lugar de alegría y de descanso…

Por estar apretados en silencio…

Por estar estrechados y llorando…

Por verte media hora…

Por ganarle al quebranto media hora.

Por dibujar un reloj con tiza de las nubes en el cielo…

Por ponerle al reloj los latidos de mi corazón…

Por ponerle los latidos de mi corazón, también, a las campanas 

de todos los campanarios y hacerlas sonar para llenar el mundo

con los latidos de mi corazón.

Y si mi corazón es la casa de tu alma y ambos son el lugar de los

rezos, nuestro amor estará en el incienso azul que sube al infinito.

Jamás había tenido algo que temiera perder.

Eres lo primero que temo perder.

Por verte media hora,

Por tocar las palmas tibias de tus manos,

daría la mitad de la vida que me queda.

AUTORA: POLDY BIRD.

.

 

Anuncios

Publicado 27 de abril de 2015 por Lili en DECIRES

17 Respuestas a “Por verte media hora…(cuento)

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Belíssimo, Lili
    Abraços e beijos

  2. Precioso!!!!!**la manera de trasmitir sus sentimiientos ,emociones,

    que lindo poder escribir de esa manera,Plasma en letras, su vida.

    Es un canto al amor, a su amadado.,desde la ausencia.sus ganas de verlo, de tocarlo de sentirlo

    Besos y cariños****Hemani***ta del alma!!!!!

    Feliz noche*

  3. Buenos días:
    Muy bello, la verdad admiro a las personas que tienen el privilegio de amara así.
    ¡¡Ay!! el amor es maravilloso tan solo media!

  4. Y es que por amor somos capaces de todo hasta de subirnos a un Rascacielos sin ascensor ! 😀
    Feliz dia amigaza
    Besicos guapa

  5. Si… Por verle media hora que no haría yo también… Un besazo mi Lili!

  6. (¯`•´¯).✤♡•´ “.*•♡✤ ABBRACCIO
    (¯`•´¯) DA NANCY ✤ CIAO
    `•., .•´ ●───•✤❥✩●✤●✤●───●

  7. Un poema hermoso y largo. Un verdadero himno a la caridad. Usted siempre sabe elegir la mejor, Lili. Y una vez que hiciste centro.
    Feliz noche,
    Besos y un abrazo

  8. Que Belleza poder escribir así, a su amor, que ya no lo tiene ….¡¡¡Por verte media hora!!! El amor infinito que ella siente por su amado lo expresa… Como un ruego, ganas de verlo , besarlo, tocarlo…¡¡¡Como siempre Lili, sabes elegir de POLDY BIRD.!!! Los mejores cuentos, este es uno de ellos….Un fuerte abrazo y todo mi cariño…

Deja un cocomentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: