Erase una vez un violinista…….les pido que lean algo que puse, antes de leer el cuento. Buena semana!!   15 comments

 Voy a escribir, algo yo sobre este..cuento: En realidad comparto

mucho  de lo que aquí dice y en otros aspectos no tanto.

Voy a exponer una experiencia personal  que me ocurrió hace unos días.

Vivo a pasos de un mercado,  y en las puertas de entrada al mismo,

hay mujeres muy jóvenes, con niños dormidos en los brazos, mendigando.

Me pidió unas monedas, una de ellas, y le  dije:

¿ No quieres planchar alguna ropa

que tengo, y de esa manera más que monedas te pago lo que me pidas,

que siempre  será más, mucho más que esas monedas???

Su respuesta fue:” NO PIDO TRABAJO, PIDO MONEDAS”.

Esa es mi experiencia personal y auténtica.

                                                                (LILI).

Ahora si desean lean el cuento-

Erase una vez un violinista… 

Esta historia es sobre un hombre que reflejaba

en su forma de vestir la derrota,

y en su forma de actuar la mediocridad total. 

Ocurrió en París, en una calle céntrica aunque secundaria.

Este hombre, sucio, maloliente, tocaba un viejo violín. 

Frente a él y sobre el suelo estaba su boina,

con la esperanza de que los transeúntes se apiadaran

de su condición y le arrojaran algunas monedas para llevar a casa. 

El pobre hombre trataba de sacar una melodía,

pero era del todo imposible identificarla debido

a lo desafinado del instrumento, y a la forma displicente y aburrida

con que tocaba ese violín. 

Un famoso concertista, que junto con su esposa

y unos amigos salía de un teatro cercano,

pasó frente al mendigo musical. 

Todos arrugaron la cara al oír aquellos sonidos tan discordantes.

Y no pudieron menos que reír de buena gana. 

La esposa le pidió, al concertista, que tocara algo.

El hombre echó una mirada a las pocas monedas en el interior

de la boina del mendigo, y decidió hacer algo. 

Le solicitó el violín. Y el mendigo musical se lo prestó con cierto recelo. 

Lo primero que hizo el concertista fue afinar sus cuerdas. 

Y entonces, vigorosamente y con gran maestría arrancó

una melodía fascinante del viejo instrumento.

Los amigos comenzaron a aplaudir y los transeúntes comenzaron

a arremolinarse para ver el improvisado espectáculo. 

Al escuchar la música, la gente de la cercana calle principal acudió también

y pronto había una pequeña multitud escuchando

arrobada el extraño concierto. 

La boina se llenó no solamente de monedas,

sino de muchos billetes de todas las denominaciones.

Mientras el maestro sacaba una melodía tras otra, con tanta alegría. 

El mendigo musical estaba aún más feliz de ver lo que

ocurría y no cesaba de dar saltos de contento

y repetir orgulloso a todos: “¡¡Ese es mi violín!! ¡¡Ese es mi violín!!”.

Lo cual, por supuesto, era rigurosamente cierto. 

La vida nos da a todos “un violín”.

Y tenemos libertad absoluta de tocar “ese violín” como nos plazca. 

Y esto, claro, es tanto un maravilloso derecho,

como una formidable responsabilidad. 

Algunos, por pereza, ni siquiera afinan ese violín.

No perciben que en el mundo actual hay que prepararse,

aprender, desarrollar habilidades

y mejorar constantemente actitudes si hemos de ejecutar un buen concierto. 

Esa es la gente que hace su trabajo de la forma: “hay se va…”,

Que piensa en términos de “me vale…”,

Tú y yo, y cualquier otra persona, tenemos que aprender tarde o temprano,

que los mejores lugares son para aquellos que no solamente afinan bien ese violín,

sino que aprenden con el tiempo también a tocarlo con maestría. 

Por eso debemos de estar dispuestos a hacer bien nuestro trabajo diario, sea cual sea.

Y aspirar siempre a prepararnos para ser capaces de realizar otras cosas que nos gustarían.

La historia está llena de ejemplos de gente que aún

con dificultades incciales llegó

a ser un concertista con ese violín que es la vida.

Y también, por desgracia, registra los casos de muchos otros,

que teniendo grandes oportunidades,

decidieron con ese violín, ser mendigos musicales. 

Tenemos el “libre albedrío”. Tú puedes hacer algo grande de tu vida,

o hacer de ella una vida vacía. Esa es su decisión personal. 

Y tú,… ¿cómo tocas el violín que te entregó la vida?

(Autor  Anónimo).

.

Anuncios

Publicado 9 de mayo de 2015 por Lili en DECIRES

15 Respuestas a “Erase una vez un violinista…….les pido que lean algo que puse, antes de leer el cuento. Buena semana!!

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Hola, amigaza!
    Excelente la historia, muchas veces la personas hacemos un esfuerzo mínimo y nos sentamos a esperar que “algo” ocurra, como si fuera deber del mundo mirarnos con lastima y ayudarnos. Es necesario afinar nuestro “violin”; es decir, prepararnos y desarrollar nuestros talentos hacer todo con animo y alegria.
    Buen fin de semana
    Besicos, guapa

  2. Una bella historia que nos refleja a todos.El escenario de la vida nos invita a afinar nuestras cualidades…y no ser simples espectadores…Muchos besos y abrazos Lilitoqui. Elssa Ana

  3. Una historía naravillosa*, a veces no nos detenemos ni un minuto para escuchar o sentir, o mira la belleza de lo que nos rodea.artística o humana.

    Parecemos sordos,ciegos.si no tenemos un instante para detenernos y poder gozar

    Todo podemos hacer algo grande pero las oportunidades no se dan siempre, eso no quiere decir que no nos tenemos que esforzar en la vida , ni sentarnos a esperar la derrota, y afinar bien el violín lo mejor posible!!!

    para hacer de nuestra vida algo , que aunque sea pequeño, será siempre valedero y no vacía

    besos y cariños

    hemani*ta del alma!!!!!

    • Exacto, a veces es más “fácil” que te den sin esfuerzo, que esforzarte por mejorar, por eso conté esa anécdota mía, porque es el fiel reflejo de que todo vale…. estar tirada horas y horas , pidiendo que por ej, planchar una ropa, que seguramente obtendría mucho mas dinero, En fin cada uno hace de su VIOLÏN su propio destino. Un beso enorme hermani-Ta querida, siempre en mi corazón! ❤

  4. Una bella historia que nos identifica a todos. la vida nos invita a afinar nuestras habilidades, no ser simples espectadores…Es mas fácil pedir una limosna, dar lastima, que esforzarte por progresar, aunque sea en lo mas mínimo, hay que afinar el Violín que nos da la vida!!!, Besos Lili y Buen Domingo…

    • Así es Rosita, si bien todos en este mundo loco no tienen posibilidad de muchas cosas, al menos en nuestro país, se mantiene , se ejercita la mendicidad y la vagancia en todas su dimensiones!Por supuesto que hay casos diferentes pero los cuentas con los dedos de una mano, de ahí el ejemplo que puse, personal que tuve con una mujer que no superaba los 25 o 30 años. Está todo dicho.Un beso enorme, enorme, amiga querida!!! ❤

  5. La historia es muy bella…como tu gesto con esa persona que esta pidiendo y que rechazó tu oferta porque en realidad es más cómodo seguir en ese estado pasivo esperando que a cambio de nada nos den, aunque sea menos….¡que pena!! pero que grande tu ofrecimiento….fuiste la violinista que quisiste afinar su instrumento pero ella prefirió quedarse desafinando cómodamente sentada….
    Un abrazo grande….y muchos muchos besos

    • Creí que al ofrecerle ese pequeño trabajo, porque era poquita la cantidad de ropa a planchar, iba aceptar entusiasmada, su respuesta me dio
      la pauta que es más fácil mendigar que hacer un pequeño esfuerzo, bien aquí vale el ejemplo. Ella optó como toca el violín que le entrega la vida. Un beso enorme mil gracias Alitas!!

  6. Trabajo Duro. es mejor tener algo de dinero y no hace nada.
    Su experiencia es chocante, pero el mundo va bien.
    La historia, que sigue a su experiencia, las luces y muy instructivo.
    Feliz nueva semana y la noche serena.
    Un fuerte abrazo

Deja un cocomentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: